Sólo soy yo   Leave a comment

    “Sólo soy yo”, se decía siempre que la veía.
“Siempre que estoy fuera, he comprobado que se puede llegar a vivir sin moral, sin religión,  sin dios, sin principios ni leyes, incluso hay épocas que no sufren de nada, pero sin amor…, sin amor no se puede vivir.”
“Ella no sabe quién soy, ni guarda recuerdo alguno de mi.  Nunca nos hemos encontrado, visto o hablado, pero siempre está en mis sueños, como si existiera por siempre.”
Un haz de luz azul se reflejó en sus pupilas y se dispuso a accionar la cabina de nuevo.
En ese instante, tras el cambio de realidad, ella desaparecería como si nunca hubiese existido. La miró por última vez y dejó caer su mano sobre el haz.
“Sólo soy yo, ella sólo existe en mi”

Anuncios

Publicado 04/07/2010 por Amador Redondo Menudo en Microhistorias

Etiquetado con ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: